No comments yet

Luceros en la noche

Son más de 200 voluntarios que trabajan en el movimiento

“El Movimiento Luceros busca ser luz en la sociedad, busca ser luz en la noche. Creemos en Dios y buscamos llevarle esa luz a muchas personas que se sienten solas, que no tienen familia o que quizá no tienen nada para comer o simplemente necesitan a alguien que los escuche y les preste el oído”, cuenta Felipe Silva, uno de los coordinadores del Movimiento Luceros.

Nacimiento del movimiento

Movimiento Luceros surgió en el año 2009 luego de que un grupo de jóvenes regresó de un viaje a Salta (Argentina) motivado por hacer una obra concreta en su ciudad. Es así que comenzaron a reunirse en la casa de uno de los integrantes del equipo para rezar el Rosario y salir a visitar personas en situación de calle para acercarles algo de comer, ropa de abrigo y un rato de charla junto a la palabra de Jesús. Luceros comenzó a crecer en voluntarios y en el año 2010 empezó a funcionar en la parroquia Virgen del Carmen y Santa Teresita (“Los Carmelitas”), en el barrio Prado. En la actualidad el Movimiento cuenta con dos sedes en Montevideo: en esa parroquia del prado y en la Pquia. Stella Maris, desde 2017, en el barrio Carrasco.

¿Dónde trabajan?

En el Prado, el grupo se reúne lunes y miércoles a las 18:00 horas para cocinar un guiso entre los voluntarios, a las 19:15 rezan el Rosario y luego, a las 20:30 hs, comienzan los recorridos por diferentes barrios de la capital. En Carrasco, el grupo se junta los días lunes a las 19:00 horas para acondicionar las tartas que cocinan 300 “padrinos chefs” del Movimiento, a las 20:00 rezan el Rosario y a las 21:00 horas salen al encuentro con la gente. Los recorridos procuran atender a la mayor cantidad de personas que lo necesiten en cada uno de los puntos de la ciudad por los que Luceros ilumina con su obra.

Desde la parroquia de los Carmelitas se llega a los barrios Prado, Goes, Paso Molino, Aguada, Centro y Tres Cruces. Las salidas desde Stella Maris recorren las zonas de Felipe Cardozo, Santa Eugenia, La Cruz de Carrasco, Puente Carrasco, Camino Carrasco, Punta Gorda, Malvín y Buceo.

Base sólida

Los pilares de la obra Movimiento Luceros son la oración y el apostolado que realizan los jóvenes en cada uno de los encuentros. “Para nosotros el Rosario es fundamental, es llenarnos de Dios para después transmitírselo a las personas por medio del apostolado”, destaca Gonzalo Fossatti, uno de los coordinadores del grupo. “Lo que se busca con Luceros es llevar a Cristo a las personas que más lo necesitan. Ponemos a su disposición nuestra fe, compartimos con ellos un rato de charla, hacemos una oración a la Virgen de Salta. Le demostramos a las personas que nos importa saber de ellos y que nos preocupamos por ellos. Desde el simple hecho de acordarnos de sus nombres hasta preguntarles por cosas de sus vidas que les van sucediendo y nos cuentan. Partimos de la base que, como jóvenes católicos, lo que realmente nos mueve es Dios y nuestra misión es acercar más almas a Cristo”, agrega Gonzalo.

Todos tenemos algo para dar

Para el financiamiento de las actividades del Movimiento se trabaja a través tres mecanismos. Primero, donaciones empresas y particulares que involucran alimentos para el guiso (carne, papas, boniatos, zanahorias, cebollas, morrones y otras verduras, condimentos, fideos, arroz y pulpa de tomate), ropa y frazadas. Segundo, un campeonato de truco que financia los gastos de la cocina para la sede del Prado. Tercero, existe una cuenta en el Banco Itaú (N° 9721049) en pesos uruguayos disponible para recibir donaciones de fondos (sección donaciones). Además, se está trabajando con la campaña “Chofer solidario”, en la que los colaboradores participan con sus vehículos para trasladar a otros voluntarios del Movimiento hasta los barrios en donde viven las personas a las que visitan.

200 Voluntarios integran el Movimiento Luceros.

300 "Padrinos chefs" cocinan tartas.

70 Tartas se reparten por semana.

9 Ollas de guiso se reparten todas las semanas.

Movimiento Luceros en cifras

450 personas que viven en contextos críticos reciben la visita de Luceros.

200 Voluntarios integran el Movimiento Luceros.

300 "Padrinos chefs" cocinan tartas.

70 Tartas se reparten por semana.

9 Ollas de guiso se reparten todas las semanas.

Escribir comentario