No comments yet

Cardenal Sturla: “hay que recuperar las raíces”

Entrevista en el programa Tendiendo puentes de Radio Oriental
Cardenal Daniel Sturla en Radio Oriental / Fuente: Gabriela Gómez

El sábado 30 de diciembre en Tendiendo Puentes, programa del Club Católico que emite radio Oriental, entrevistó al Cardenal Daniel Sturla. En un diálogo de casi una hora, el Arzobispo tocó varios temas que hacen a la actualidad de la Iglesia y su relación con la sociedad montevideana. Compartimos con ustedes algunos fragmentos de esta extensa entrevista.

El rol esencial: el anuncio de Cristo

En los primeros minutos, el Cardenal Daniel Sturla hizo un balance del trabajo de estos últimos tres años. Allí explicó que junto a sus colaboradores y al Consejo de Presbiterio se planteó, al principio de su tarea como Arzobispo, la pregunta sobre cuál es el impacto religioso de la Iglesia en la sociedad montevideana. Sobre esto explicó que “sabemos que la Iglesia tiene distintos impactos en la sociedad. Pensemos en el tema educativo, desde los niños más pequeños, que van a obras sociales de la Iglesia, hasta la universidades de la Iglesia Católica. Y pensemos en el ámbito asistencial o de la comunicación”.

Pero el Arzobispo profundizó la pregunta “¿la Iglesia está cumpliendo su rol esencial, por el cual existe, el anuncio del Reino de Dios, de Jesucristo? En el 2014 vimos que en los últimos 20 años hubo una disminución muy fuerte en la participación de los montevideanos en el culto católico. Quiere decir que habían disminuido los bautismos, las primeras comuniones, las confirmaciones, los casamientos y la asistencia a misa”.

El prelado enfatizó que “Si la Iglesia no cumple su rol esencial, los otros roles que también cumple en la sociedad se terminan desvirtuando totalmente. Entonces cumpliendo el rol esencial , el anuncio de Cristo, el anuncio de la salvación que nos viene de Dios, la Iglesia podrá realizar eficazmente las otras tareas en la sociedad”.

“Una Iglesia en salida, evangélica y transparente”

Luego de plantear algunas preguntas sobre el andar de la Iglesia de Montevideo durante estos tres últimos años, el diálogo con el Cardenal Daniel Sturla se dirigió hacia la tercera carta pastoral que se presentó en marzo de 2017, “Una Iglesia en salida, evangélica y transparente”.

Para el Arzobispo, la carta es una invitación y explicó la expresión elegida como título. Dijo que “una Iglesia en salida, nos alinea con lo que el Papa Francisco nos invita a hacer como Iglesia; una Iglesia que se queda en sí misma, que es autorreferencial, con la gente que ya está en la parroquia… esa no es la Iglesia de Jesucristo. La Iglesia de Jesucristo es la Iglesia que sale, que va en búsqueda de las personas y que anuncia, evangeliza, acerca a Cristo y suscita la fe”.

Explicó que también es “evangélica porque todos los criterios con los cuales ella se mueve tienen que ser los criterios del Evangelio, no hay otros. Y tenemos un criterio fundamental que es el amor, lo que se escapa de él no es evangélico. Y desde allí se podrán ver otros aspectos”. Además afirmó que “transparencia, se entiende desde dos cosas esenciales de toda persona humana católica o no católica. Me refiero a la honestidad y a la sinceridad. Entonces una Iglesia transparente es una Iglesia a la vez sincera y honesta”.

Los programas evangelizadores

Siguiendo con la entrevista, realizada por Gabriela Gómez y Camilo Genta, el Cardenal Daniel Sturla habló sobre la marcha de los 5 programas arquidiocesanos (Puertas abiertas, Ministerio de Música, Instituto Arquidiocesano de Formación, Primer anuncio y el DECOS).

Dijo que “el programa ‘Puertas abiertas’ ha sido importante, pero hay que reconocer que ha sido importante en algunos templos, en otros prácticamente no. Porque ahí también hay temas como la ubicación… si no está cerca del centro del barrio no influye mucho. Pero en otros casos, por ejemplo que estén cerca de los hospitales ha sido esencial para que mucha gente entrara. Este es un llamado a todos porque tener una Iglesia abierta conlleva tener alguien adentro para cuidarla, porque sino no quedan ni los floreros, literalmente.

Por su parte, comentó que “el Ministerio de Música recién está arrancando con fuerza en este momento con la idea del principio, que hubiera coros misioneros de parroquias que tienen muchos jóvenes y mucha gente con cualidades musicales a otras parroquias que no lo tienen, para de esa manera fomentar el que surjan grupos de música en esos lugares”.

El Arzobispo mencionó que “el IAF arrancó con fuerza, con cursos formativos que han sido muy buenos, muy seguidos, con una gran participación” y “el equipo de Primer Anuncio ha ido trabajando, yo hubiera querido que fueran más las parroquias que lo pidieran, pero en las parroquias que lo han pedido se han ido formando muy buenos equipos”.

Para finalizar el repaso de programas arquidiocesanos sostuvo que “el DECOS (Departamento de Comunicación Social) ha dado pasos enormes, muy importantes, y creo que la Iglesia está presente en los medios. Está presente en los medios en general y con productos de calidad en sus propios medios”. “Por tanto podemos decir que hubo un trabajo constante, aunque con resultado desparejo, en los distintos programas que se planteó la Arquidiócesis”, opinó.

La pastoral social y la catequesis

Más adelante, el Cardenal Daniel Sturla se refirió al trabajo de la pastoral social. Anunció que además de la pastoral carcelaria, “se comenzó a trabajar con menores infractores”. También explicó que “se contrató a la Lic. Mercedes Trobato que está haciendo un aporte importante en lo que hace a la fluidez de información con el equipo de curia. Pero además junto con la Lic. Gabriela Gómez se han metido en el tema de la prevención del narcotráfico”.

Otro asunto sobre el que se consultó al Arzobispo de Montevideo fue la catequesis. Entiende que “es un tema complejo”. Informó que en 2017 “hicimos una encuesta con Equipos consultores que nos ha develado algo que en parte ya sabíamos; la disminución de niños en catequesis aunque sus padres hayan ido”. Entiende además que “en la formación de los catequistas hay mucho por hacer”.

El Arzobispo encuentra que “hay una paradoja en los resultados arrojados por esta encuesta. La gran mayoría de los padres que fueron a catequesis tienen un recuerdo hermoso. Tiene un recuerdo positivo, con sacerdotes que han sido referentes en sus vidas, guardan una imagen positiva”.

El Cardenal Daniel Sturla se preguntó “¿por qué no envían a sus hijos?” Dijo que de la encuesta surgen algunas respuestas muy claras, “ha cambiado la forma de crianza de los hijos, antes justamente lo niños eran enviados por sus padres a catequesis; hoy el niño decide. Todo depende de si el chico quiere o no”. También entiende que “puede tener que ver con ciertas decepciones con la Iglesia que muchos padres han vivido. Además muchas veces estas son alimentadas a través del contexto laicista, no laico, laicista desde el sentido jacobino que contribuye y aplaude la decisión de los padres que no envían sus hijos a catequesis”.

El prelado adelantó que “este año 2018 va comenzar un diplomado en catequesis, con una parte on line y otra presencial. Y nos proyectamos a crear un instituto de ciencias religiosas que pueda dar un título terciario a nivel de catequesis”. Además valoró el trabajo realizado por los Padres Gonzalo Abadie y Ricardo Ramos.

“La Iglesia es pueblo de Dios”

Continuando la entrevista, el Arzobispo habló del diálogo entre Iglesia y sociedad. Argumentó que “la Iglesia, como pueblo del Dios Vivo en Uruguay, está en interrelación. Pensemos en los cristianos católicos, en sus trabajos, en sus estudios, en sus familias… allí se da esa interrelación”. Desde el punto de vista institucional recordó que el Presidente de la República llamó a un Diálogo social en 2016 al que fueron invitados varios actores, entre ellos la Iglesia Católica de Montevideo.

La Iglesia participó en coordinación con la Universidad Católica, con Audec y fueron invitados otros actores católicos (entre ellos ACDE, Kolping, Cáritas y Universidad de Montevideo). El prelado dijo que “se conformó un grupo muy interesante que preparó 12 propuestas para el diálogo social. Si bien de Presidencia no se ha dado continuidad a estas propuestas, con la gente del Diálogo social continuamos con lo que se ha llamado ‘Iglesia en diálogo’. Ya hemos tenido 3 encuentros; uno sobre la laicidad, otro fue cómo ve la sociedad uruguaya a la Iglesia y el otro sobre  la transmisión de la fe”.

También el Cardenal Sturla habló del Club Católico, “vimos que era necesario reflotar esta institución porque entendimos que hay muchas personas, fuera del ámbito de la UCU o de la UM, que necesitan un lugar para dialogar con la sociedad desde una clara identidad católica”. “Queremos que el Club Católico sea un promotor de la cultura del encuentro. Si vamos al encuentro del otro vamos desde lo que somos, no diluyéndonos” enfatizó.

El prelado fue claro al decir que “la Iglesia lo único que busca es evangelizar, anunciar a Jesucristo, esa es su meta y no tiene ningún interés mundano, político, económico o lo que sea… no lo tiene”. Agregó que “no hay ninguna agenda oculta. Pablo VI uso una expresión que a mí me encanta ‘la Iglesia es experta en humanidad’ y donde los seres humanos están la Iglesia está allí presente. La Iglesia está compuesta por hombres, mujeres, niños, adolescentes, adultos mayores; la Iglesia es pueblo de Dios”.

“Lo religioso de por sí es público”

Un tema del que mucho se ha debatido a nivel social es el de la laicidad. El Arzobispo de Montevideo explicó que “pasa una cosa con el tema laicidad… es como que se levantaran los muertos. Es como una urticaria que a algunos uruguayos les da cuando la Iglesia se hace presente en el ámbito público, cuando esto es esencial a toda manifestación religiosa”. Argumentó que “Si nosotros dijéramos ‘lo político debe quedar en el ámbito de la conciencia individual’, sería ridículo. La polis, el asunto público. En el caso de lo religioso es lo mismo, lo religioso de por sí es público”.

El Cardenal Daniel Sturla prosiguió diciendo que “si hablamos de culto, precisamente comienza el artículo 5° de la Constitución de la República ‘Todos los cultos religiosos son libres en el Uruguay’, y culto no es lo que yo hago dentro de mi casa, entre cuatro paredes, sino que el culto es la manifestación pública de la fe religiosa de un pueblo ya sea cristiana, islámica, judía o la que fuese”.

Como pastor de la Iglesia de Montevideo consideró que “esa pretensión del laicismo jacobino de hace 100 años es totalmente anacrónica. Y es una pena que aquellos que siguen defendiendo anacronismos no se den cuenta que están fuera de época”. Sostuvo que “en Uruguay se habían dado pasos de gigante positivos para una laicidad entendida como pluralidad que se expresa en el ámbito público en el marco del respeto, propio de la sociedad democrática”.

Para finalizar, en el diálogo el prelado también hizo referencia a las fiestas que celebra la Iglesia de Montevideo, en particular a San Felipe y Santiago. Sostuvo que “san Felipe y Santiago dieron nombre a la ciudad, son sus patronos. La fiesta de las fiestas del Montevideo colonial era San Felipe y Santiago”. Llamó a recuperar “las raíces que hace tanto tiempo cortamos. En la visita Ad limina el Papa nos lo dejó claro, ‘hay que cuidar las raíces’”.

El Cardenal Daniel Sturla dijo que “si a un montevideano medianamente informado le dicen San Felipe y Santiago le viene a la cabeza la corrida. Desde fuera de la Iglesia, en este caso el municipio , tomó este nombre y a mí me encanta que lo hayan hecho”. “Entonces la fiesta de los patronos tiene que llegar a ser una fiesta abierta, donde la Iglesia se muestre” concluyó.

Escribir comentario