No comments yet

El origen de la Fiesta de San Felipe y Santiago

¿Quiénes son los patronos de la ciudad?
Fiesta de san Felipe y Santiago / Fuente: Decos Montevideo

La Fiesta de la Arquidiócesis comenzó a celebrarse antes de que la ciudad se fundara como tal. Con el tiempo quedó en el olvido, pero en 2014 el cardenal arzobispo de Montevideo, Mons. Daniel Sturla, decidió revitalizarla. ¿Cuál es su origen? ¿Quiénes son los patronos de la ciudad?

Los comienzos

Corría la segunda década del siglo XVIII cuando España advirtió la necesidad de fundar una nueva ciudad en su Virreinato del Río de la Plata para evitar el avance de los portugueses. Bruno Mauricio de Zabala tuvo esa misión y desde Buenos Aires comenzaron a llegar los primeros pobladores, entre los que estaban los abuelos del general José Artigas.

El 26 de diciembre de 1726 se fijó la jurisdicción de la ciudad y el 15 de enero del año siguiente don Pedro Millán, militar que participó en la organización formal de la villa, estableció cuáles serían sus fiestas: los patronos serían los santos Felipe y Santiago.

Muy probablemente la elección de Felipe responde a quien era rey de España en ese momento, Felipe V, pues era tradición poner a las ciudades los nombres de los monarcas. Santiago, llamado “el Menor”, celebraba su fiesta el mismo día -1º de mayo- desde el siglo VI.

Zabala llegó a Montevideo recién en diciembre de 1729 y el día 20 erigió oficialmente la ciudad. Pocos días después, el 1º de enero de 1730, quedó constituido el primer Cabildo y Zabala confirmó como patronos a los santos apóstoles.

Su fiesta se celebraba con la mayor solemnidad y comenzaba con un desfile a caballo por la localidad. Luego todos los integrantes de la sociedad –Iglesia, autoridades y pueblo– se encontraban en las calles y confraternizaban. Era una de las fiestas más importantes del año, solo igualada por la de Corpus Christi.

santiagoelmenor16081614rj3

Los patronos

San Felipe fue llamado por Jesús a ser uno de sus apóstoles y, a su vez, fue quien invitó a Natanael o Bartolomé a conocer a su Maestro. Originario de Betsaida, el discípulo recibió la pregunta de Jesús antes de multiplicar los panes y los peces para darle de comer a 5.000 hombres. “¿De dónde crees tú que podremos conseguir pan para tanta gente?”, interrogó el Mesías.

Felipe fue también el que acercó a unos griegos extranjeros a hablar con Jesús, así como el apóstol que en la Última Cena pidió al Señor que le “mostrara al Padre”. “Felipe, quien me ve a Mí, ve al Padre”, recibió como respuesta.

Los historiadores acotan que luego evangelizó en Asia Menor y que resucitó un muerto. San Clemente de Alejandría aseguró que murió crucificado en una persecución contra cristianos.

Santiago “el Menor” era de Caná de Galilea, seguramente primo de Jesús. Su nombre figura mucho en los Hechos de los Apóstoles, pues era considerado el primer obispo de Jerusalén: redactó un documento en el Concilio de Jerusalén, san Pablo lo consultaba, san Pedro pidió que lo mantuvieran informado.

“Santiago es, junto con Juan y Pedro, una de las columnas principales de la Iglesia”, afirmó san Pablo en una Carta a los Gálatas. Hegesipo, historiador del siglo II, afirmó que “Santiago era llamado ‘El Santo’”.

“La gente estaba segura de que nunca había cometido un pecado grave. Jamás comía carne, ni tomaba licores. Pasaba tanto tiempo arrodillado rezando en el templo, que al fin se le hicieron callos en las rodillas. Rezaba muchas horas adorando a Dios y pidiendo perdón al Señor por los pecados del pueblo. La gente lo llamaba: ‘El que intercede por el pueblo’”, redactó Hegesipo.

Su Carta de Santiago está incluida en el Nuevo Testamento. El apóstol murió después de haber sido lanzado por los jefes judíos desde la parte más alta del templo hacia abajo.

sanfelipeelgreco

 

Comments are closed.