No comments yet

La sociedad se encontró en torno a San Felipe y Santiago

El acto cultural San Felipe y Santiago recuperó la tradición del surgimiento de la patria
Intendente Daniel Martínez, Card. Daniel Sturla, Mons. Milton Tróccoli /F. Gutiérrez

Los libros de historia describen la fiesta de San Felipe y Santiago como la más majestuosa de los primeros años de la colonia. Este espíritu volvió a estar presente en la noche del miércoles 3, cuando se desarrolló el acto cultural por la fiesta de los patronos de la ciudad.

El evento tuvo lugar en la sala Mario Benedetti de la Torre de Antel y recuperó este espíritu de intercambio cultural e histórico. Autoridades civiles, diplomáticas, militares, eclesiásticas y actores sociales se dieron cita en un acto conducido por el periodista Jaime Clara. Comenzó de modo solemne con una intervención del Ensemble Vocal e Instrumental De Profundis, con la dirección general de la Mtra. Cristina García Banegas. Con la erudición que la caracteriza, la organista expuso la historia y el contexto de cada una de las obras que interpretaron. Canciones a María y de acción de gracias a Dios, en su mayoría compuestas en la época colonial.

Jaime Clara fue el maestro de ceremonia /F. Gutiérrez

Acto seguido la Dra Ana Ribeiro, historiadora, realizó una reseña sobre la talla de los santos patronos y el origen de la devoción popular. “Como todos los principios, fue borroso”, dijo con respecto al origen de las tallas de los santos. Seguramente las hayan traído los indígenas evangelizados que llegaron desde Paraguay con dos jesuitas. Los padres hicieron una pequeña capilla y “cuando no había nada más que peligros, había dos imágenes, de San Felipe y Santiago”.

La presencia de los santos es significativa desde los comienzos de la sociedad. Cuando don Pedro de Millán terminó de lotear los primeros terrenos, Bruno Mauricio de Zabala viajó a Buenos Aires para dar cuenta de la situación en esta zona. En las actas del primer cabildo se registraron los nombres de los reunidos, la denominación de la villa y los patronos de la ciudad, con los que se creó “una dupla indisociable”.

“La primera decisión que se toma jurídicamente como ciudad es establecer el calendario religioso”, afirmó la historiadora. En esa ocasión se fijaron unas cinco o seis fechas y la de los santos era la más importante. Nunca estuvo claro si la elección de estos apóstoles había sido por el rey Felipe V, y en 1825 el nuncio promulgó un decreto donde indicó que la ciudad se llamaba así por los apóstoles. En recuerdo del rey Felipe, sí, pero no hay más rey que Dios, aclaró.

Los artistas de Grupo Texas interpretaron, a continuación, una versión reducida de la obra Proyecto Jacinto Vera, un musical criollo e histórico sobre la vida del primer obispo. Con canciones, bailes y guión propio, deslumbraron a la audiencia con su calidad y humor característicos.

“Árbol sin raíces no aguanta tormenta”. Con ese dicho, que escuchó el fin de semana de boca del Obispo Arturo Fajardo, el Cardenal Daniel Sturla explicó el por qué de la reunión: celebrar las raíces de la sociedad “desde la cultura del encuentro, del diálogo, del aprecio a la polifónica realidad de Montevideo”. Repasó las raíces geográficas, históricas, el aporte de los inmigrantes, la colectividad judía, los deportistas, trabajadores, gremialistas, artistas, indicó que todos suman a la patria.

“Sentimos fuertemente el llamado a forjar una cultura del encuentro, en palabras del Papa Francisco”, continuó. Y explicó que el encuentro significa diálogo y apertura. Aseveró que “en una sociedad plural cada uno puede vivir su propia identidad sin miedo”. En el caso de Uruguay, las religiones también significan un aporte a la sociedad, pues “lo religioso es un componente claro de lo humano y está presente en toda la cultura”.

La última intervención artística corrió a cargo del Cuarteto de Guitarras. Marcel Cháves, Osvaldo Lagos, Fernando Olivera y Marcelo Caetano interpretaron con gran maestría una serie de piezas de sabor criollo. Milonga, candombe y alfredianas, todos sonidos propios de la identidad nacional. Los músicos se dijeron “felices” y “privilegiados” de poder amenizar el encuentro.

El evento concluyó con un brindis de honor en el que dialogaron los presentes, representantes de distintos ámbitos de la sociedad: el intendente Daniel Martínez, el presidente del PIT-CNT Fernando Pereira, el comandante en jefe del Ejército, Guido Manini Ríos, el secretario de Derechos Humanos Nelson Villarreal, obispos, autoridades de universidades, académicos, artistas, humanistas y más. Fue, como en los primeros años de la ciudad, una jornada de encuentro y confraternización entre todos los integrantes de la sociedad.

El acto fue un momento de encuentro de la sociedad /F. Gutiérrez

Los comentarios no están habilitados.