No comments yet

Ante la muerte “acompañar y decir una palabra de esperanza”

El Cardenal Daniel Sturla habló en el espacio “El aporte de la Iglesia Católica” de Radio Oriental
Jóvenes en la Misión de la Esperanza / Fuente: Iglesia Joven Montevideo

En el programa “El aporte de la Iglesia Católica” del viernes 3 de noviembre, que emite Radio Oriental, el Cardenal Daniel Sturla habló sobre la celebración del día de los difuntos. Mencionó que “para la Iglesia es una conmemoración que tiene muchos siglos y está unida a la celebración de todos los santos, del día anterior”.

El Arzobispo de Montevideo dijo que “además de los santos canonizados, es decir aquellos declarados santos por la Iglesia, confiamos que hay muchísimos más. Sólo Dios lo sabe de verdad. Pero tanta gente buena y santa que uno conoce… pensamos que por la misericordia de Dios ya está en el cielo”.

Continuando, el Cardenal Daniel Sturla explicó que la certeza cristiana en la resurrección “no viene tanto de nuestra bondad y nuestros esfuerzos, sino de que hemos sido salvados por la muerte de Cristo y que la sangre redentora de Nuestro Señor limpia nuestros pecados, y nos abre esa posibilidad de la vida eterna junto a Dios a la que hemos sido llamados”. Argumentó que “Dios, felicísimo en sí mismo, ha querido transmitir a los hombres esa felicidad y nos ha creado a su imagen y semejanza para compartir la alegría del cielo”.

El enigma de la muerte

En su alocución, el prelado afirmó que la muerte nos pone ante un enigma al que todo ser humano debe enfrentarse. También remarcó que “ha bajado el número de personas que va a visitar los cementerios y tiene que ver también con un cambio cultural”.

En ese marco, el Cardenal Daniel Sturla comentó que estuvo por varios cementerios de Montevideo, “porque algunos jóvenes de la Iglesia Católica hicieron lo que se llama la Misión de la Esperanza”. El objetivo de la iniciativa de Iglesia Joven Montevideo fue “estar a la escucha de las personas que iban con su dolor, con su pena, también con sus flores, con su homenaje; de ofrecerles la oración y eventualmente rezar con ellos”.

El Arzobispo de Montevideo calificó a la Misión como “una experiencia muy fuerte”. Y agregó que “uno allí se encuentra con el dolor humano… todos tenemos familiares mayores que han muerto, pero también con dolores trágicos; muertes de hijos, muertes de mamás o papás de niños. Y allí tratar de acompañar y decir una palabra de esperanza”.

Más adelante, el obispo mencionó que “en el Concilio Vaticano II se nos plantea de modo dramático esta realidad, pero al mismo tiempo con esa esperanza de la fe, que ojalá nos llegara a iluminar a todos… esto es lo que los jóvenes de la Iglesia de Montevideo ayer anunciaban con palabras sencillas a tanta gente que se acercaba a los cementerios a rezar por los difuntos”.

Para terminar, el Cardenal Daniel Sturla llamó a confiar en la invitación del Señor a la vida eterna. Y pidió que “aún con todas las dudas que podamos tener” digamos “sí al Señor, con una vida que sea coherente en la fe, la esperanza y sobre todo, y esto vale para aquellos que no tienen fe, en el amor al prójimo”.

Comments are closed.