No comments yet

El Padre Cacho es Siervo de Dios

Comienza así el proceso para declararlo santo

Hoy, en su programa la Alegría del Evangelio, que emite todos los domingos Radio Oriental, el Cardenal Daniel Sturla informó que el Padre Isidro Alonso, conocido como Padre Cacho, ha sido proclamado Siervo de Dios por la Iglesia Católica.

En un video difundido por ICMtv el Arzobispo de Montevideo hizo el anuncio a todos los fieles del Uruguay. A continuación compartimos con ustedes las palabras del Cardenal Daniel Sturla:

“Queridos amigos, tengo una muy buena noticia que darles. A nuestro querido Padre Cacho, a partir de ahora, lo podremos llamar Siervo de Dios. ¿Qué significa esto? El Padre Cacho murió con fama de santidad, hace casi 25 años. Un sacerdote entregado, un sacerdote que fue a encontrar a Dios entre los más pobres. Allá por Aparicio Saravia, en Plácido Ellauri, en todos esos barrios que rodean la zona. Barrio Borro, Marconi, en todos esos barrios su nombre hasta hoy resuena con fuerza: murió con fama de santidad.

Por eso, hace poco comenzamos una investigación sobre su vida, que terminó presentando todo ese material al Vaticano, que dio su aprobación. Entonces, a partir de ahora al del Padre Cacho, al Padre Rúben Isidro Alonso, lo podremos llamar Siervo de Dios. Y podemos rezarle a Dios por intercesión de él, presentarle nuestras intenciones y pedirle que interceda por nosotros.

Él se metió a vivir en los barrios más pobres. Allí pudo darle dignidad a todas esas personas con su presencia humilde y cercana, promoviendo su desarrollo. Que también nos ayude a nosotros a sentirnos personas más buenas, más cerca de Dios y con un corazón que está cercano a los que más sufren. Que interceda por nosotros el Siervo de Dios Padre Rúben Isidro Alonso, Padre Cacho”.

Nacido en 1929, el Padre Cacho se ordenó sacerdote en 1959. A partir de 1977 vivió en el barrio Plácido Ellauri. Se consustanció con la realidad de sus vecinos y compartió con ellos sus principales luchas. Falleció en 1992, rodeado del cariño de miles de personas.

Con esta declaración como Siervo de Dios comienza formalmente el proceso para declarar santo a este sacerdote. El Padre Cacho se une así a una nómina de uruguayos camino a los altares, como son las beatas Francisca Rubatto, Consuelo y Dolores Aguiar Mella, el Venerable Jacinto Vera y el Siervo de Dios Walter Chango.

Comments are closed.