No comments yet

Comenzó la misión Casa de Todos

Los misioneros fueron enviados en la Misa de Pascua y ya recorren las calles de Montevideo

Identificados con chalecos amarillos, los misioneros recorren la ciudad de Montevideo. Forman parte de Casa de Todos, un impulso a nivel de toda la Arquidiócesis. La misión comenzó propiamente el Domingo de Pascua, en todas las parroquias que participan del Programa Misionero Jacinto Vera se realizó el envío, que consistió en una breve ceremonia en la que toda la comunidad rezó por esas personas que estos días están saliendo al encuentro de los que se han alejado del Señor y de su Iglesia.

Los misioneros cuentan con la oración de toda la comunidad. Además, tienen un manual que contiene consejos para su labor. Entre otras cosas, se les pide tener tres actitudes básicas: escuchar, hacerse prójimos y testimoniar.

Más allá de eso, las iniciativas son múltiples y la manera de concretar la misión es de lo más variada. Algunos prefieren “hacer lío” con tambores, música y colores; mientras que otros se inclinan por el tradicional “uno a uno”, visitando a los vecinos casa por casa. Durante todo el fin de semana se vieron chalecos amarillos en los más variados barrios de la ciudad, desde Malvín Norte hasta el Prado, de Casavalle a Pocitos. En La Unión, Casabó o Carrasco. Hubo actividades en plazas y semáforos, pero también en hospitales y hogares de ancianos.

Algunos ya tuvieron reuniones en casas de vecinos y otros, como un grupo de jóvenes de la zona de Manga, se hicieron un tiempo para intervenir en una radio comunitaria muy escuchada en la zona.

La misión es durante estas tres semanas, pero la mayoría de las parroquias concentran sus actividades los fines de semana, cuando tienen mayor disponibilidad y cuando saben que los vecinos estarán en su casa. Además de escuchar y dialogar, tienen como objetivo invitar a las personas a los Encuentros Casa de Todos, que se harán el 9, 10 y 11 de mayo en más de 20 puntos de la ciudad.


View this post on Instagram

Misión #CasaDeTodos ❗

A post shared by Cheba Alcorta (@cheba.alcorta) on

Con la alegría de la resurrección

Parte de la oración de envío, rezada en la Misa de Pascua, pide lo siguiente: “Con tu poder infinito, guía, Señor, sus pasos, fortalécelos con tu gracia, para que el cansancio no los venza. Que sus palabras sean un eco de las palabras de Cristo para que sus oyentes presten oído al Evangelio. Dígnate, Padre, infundir en sus corazones el Espíritu Santo para que, hechos todo para todos, atraigan a muchos hacia ti, que se incorporen a tu pueblo santo. Por Jesucristo, nuestro Señor”.

El Cardenal Daniel Sturla se refirió a la misión en las Misas de Pascua. En la Vigilia, por ejemplo, explicó que Casa de Todos “quiere ser un llamado a tantos hermanos nuestros que están lejos de la fe. Queremos decirles que la Iglesia es casa de puertas abiertas y que al encontrarse con Dios, se encuentran consigo mismos, con el sentido de su existencia”.

Al día siguiente, en la celebración de Resurrección en la Catedral, volvió a mencionar esta gran misión: “Queremos convocar a otros para que vivan la alegría de la fe y que alimenten en su vida la esperanza de la victoria de Cristo”. Además, pidió a Dios para que todos los creyentes pudieran expresar la alegría de la resurrección de Jesús a quienes encontraran en su camino.

Escribir comentario