No comments yet

Vaticano prepara las beatificaciones de cuatro mujeres laicas

Un repaso por los modelos de santidad propuestos por la Iglesia
Guadalupe Ortiz de Landázuri, Conchita Cabrera, Benedetta Bianchi Porro y Edvige Carboni

El Papa Francisco es el que más nombres ha inscrito en los cánones de beatos o santos: durante su pontificado comenzado en 2013, beatificó a 1.174 personas y canonizó a 892 (entre los que hay 813 mártires de Otranto).

Los santos son puestos como modelo para los cristianos. Son católicos que vivieron de modo extraordinario, identificados con Cristo, y que dejaron una huella profunda en los demás. Para ser declarados como tales se requiere de un exhaustivo proceso que implica el estudio de su vida y virtudes, así como la certificación de un milagro atribuido a su intercesión ante Dios.

En lo que va del año, ya se agendaron las beatificaciones de cuatro mujeres y de cuatro hombres (un obispo, dos sacerdotes y un laico). Todavía falta fijar algunas fechas más. Y al momento ya se realizó una, la del padre Richard Henkes, martirizado en el campo de concentración de Dachau en 1945.

La próxima ceremonia será el 27 de abril, cuando se inscribirán como beatos los nombres de Enrique Ángel Carletti Angelelli (obispo), Gabriel Joseph Roger Longueville y Carlos de Dios Murias (sacerdotes) y Wenceslao Pedernera. Los cuatro fueron asesinados en 1976, en la dictadura argentina.

Madre y fundadora

Luego, el 4 de mayo será el turno de María Concepción Cabrera (1862-1937), una mexicana que fue madre de familia. Tuvo nueve hijos y quedó viuda. Lejos de desanimarse, confió en Dios y asumió su nueva realidad. Creció como mística y escribió libros, y a lo largo de cerca de 20 años fundó cinco obras diferentes.

Concepción Cabrera, madre, viuda, mística y fundadora.

Concepción Cabrera, madre, viuda, mística y fundadora.

En tiempos de persecución religiosa en México, ofrecía su casa como refugio de sacerdotes, exponiendo su seguridad. El Papa Juan Pablo II la declaró venerable en 1999.

Guadalupe Ortiz de Landázuri, miembro del Opus Dei

Guadalupe Ortiz de Landázuri, miembro del Opus Dei

Pocos días después, el 18 de mayo, será la beatificación de otra laica, Guadalupe Ortiz de Landázuri (1916-1975). Española, en 1933 se matriculó en la carrera de Ciencias Químicas en la Universidad, cuando en su clase de 70 personas había apenas cinco mujeres. Sintió que Dios la llamaba a amarlo a través de su trabajo profesional y de lo de todos los días, y se incorporó al Opus Dei.

Fue célibe y se dedicó a la química, a la docencia y a la expansión de los apostolados de la Obra, lo que la llevó a vivir algunos años en México. Falleció a causa de una afección cardíaca, con fama de santidad.

Conocer más sobre Guadalupe

Edvige Carboni, mística italiana

Edvige Carboni, mística italiana

El mes siguiente, 15 de junio, se beatificará a Edvige Carboni (1880-1952), una italiana que tuvo una vida extraordinaria. Ya desde pequeña tuvo visiones y apariciones, al punto que el Vaticano estudió su caso cuando aún estaba con vida. Se dedicó especialmente a los pobres y enfermos.

Finalmente, el 14 de setiembre llegará a los altares Benedetta Bianchi Porro, una laica italiana que vivió apenas 28 años, entre 1936 y 1964. Padeció muchos males físicos, desde tener una pierna un poco más corta hasta quedarse sorda, ciega, perder el tacto y el gusto, y tener la mitad de su rostro paralizado. Pero siempre fue un ejemplo de padecimiento cristiano.

Benedetta Bianchi Porro, estudiante italiana.

Benedetta Bianchi Porro, estudiante italiana.

Escribir comentario