No comments yet

Un tiempo para prepararnos

El próximo domingo, 27 de noviembre, comienza el Adviento
Corona de Adviento / Fuente Flickr - Iglesia de Valladolid

¿Cuál es el origen del Adviento?

Si bien hay testimonios de la celebración del Adviento en siglo IV, en las iglesias de Galia e Hispania, es en el siglo VI que se tienen noticias ciertas de una preparación para la celebración de la Navidad que estaba caracterizada por algunos días de ayuno y oración intensa. Esta preparación, durante el Medievo, fue llamada Adviento, que proviene del latín adventus, que como uno de sus significados que viene, que llega. En realidad se usaba en caso de que un rey o un importante dignatario llegara a una ciudad, por tanto se aplicaba perfectamente a la venida de Cristo.

Por ello el Adviento cristiano, centraba su atención en la preparación de toda la comunidad para celebrar la fiesta de la Navidad con un fuerte espíritu de gozo. A esto se agrega la perspectiva de Jesús el Viniente (en el presente), pero al mismo tiempo acentuaba la perspectiva de la segunda venida de Cristo, para la cual era necesario estar preparado, realzándose el aspecto de conversión persona.

El Concilio Vaticano II, ha querido conservar estas tres dimensiones del Adviento, por lo que la liturgia y la acción pastoral debe centrarse en una preparación espiritual que mueva a la conversión a la comunidad en la espera gozosa de la segunda venida de Cristo y al mismo tiempo, la invite a celebrar en la alegría y la paz del Espíritu Santo la memoria del nacimiento de Nuestro Salvador.
El Catecismo de la Iglesia Católica dice: “Al celebrar anualmente la liturgia de Adviento, la Iglesia actualiza esta espera del Mesías: participando en la larga preparación de la primera venida del Salvador, los fieles renuevan el ardiente deseo de su segunda Venida” CEC 524.

¿Cómo y cuándo se celebra?

Inicia con las vísperas del domingo más cercano al 30 de Noviembre (este año será el domingo 27 de noviembre) y termina antes de las vísperas de la Navidad. Los domingos de este tiempo se llaman 1°, 2°, 3° y 4° de Adviento. Este tiempo de Adviento se puede dividir en dos:

  • Desde el primer domingo al día 16 de diciembre, con marcado carácter escatológico, mirando a la segunda venida del Señor al final de los tiempos.
  • Del el 16 de diciembre al 24 de diciembre, la llamada Novena de Navidad, y se orienta a preparar más explícitamente la venida de Jesucristo en la historia, la Navidad.

También se presentan a los creyentes, a través de las lecturas del tiempo de Adviento, tres modelos de seguimiento a Jesucristo:

  • Las lecturas bíblicas están tomadas sobre todo del profeta Isaías (15 veces durante este tiempo litúrgico) aunque también se recogen otros pasajes proféticos del Antiguo Testamento.
  • Juan el Bautista, presentado por los evangelios como el precursor que preparó los caminos para la llegada de Jesús de Nazaret.
  • María de Nazaret, Madre del Salvador, se presenta en la liturgia de Adviento particularmente en los pasajes evangélicos correspondientes al cuarto domingo. También la figura de José aparece acompañando a la de María.

¿Cuáles son los símbolos del tiempo de adviento?

La Corona de Adviento es uno de los símbolos de este tiempo. Está conformada por tres velas moradas, signos de la espera y una rosa, signo de lo que conocemos como “gaudete” o “gozo” de saber que la redención ha sido ya realizada por Cristo, pero esta aun se continúa desarrollando en el mundo hasta su segunda venida. Cada uno de los cuatro domingos de Adviento se enciende una vela: primero dos moradas, luego la rosa, luego otra morada y finalmente el día de Navidad la Blanca, que está al centro de la corona.

Pesebre / Fuente: LEA - Arquidiócesis de MontevideoEl Pesebre, o Nacimiento, o Belén como se lo conoce en otras partes del mundo, es un símbolo que se remonta al tiempo de San Francisco de Asís. Mediante la representación del nacimiento del Mesías se busca reflexionar y profundizar en el Misterio de la Navidad. En una época marcada por el consumo, la imagen hace recordar a los cristianos, y no cristianos, el verdadero sentido de la celebración navideña.

La Novena de Navidad es un momento de oración, y por qué no, de catequesis, para ahondar en los misterios que estamos celebrando. Además en la celebración litúrgica el color utilizado es el morado; color que simboliza preparación espiritual y penitencia (y que por esta razón también es utilizado en Cuaresma). Potestivamente se puede utilizar para el tercer domingo de Adviento (o Gaudete) el color rosa.

¿Cómo vivir este tiempo?

Se llama a vivir, este tiempo especialmente, una espera vigilante y gozosa. También estamos llamados a la esperanza y a la conversión. Este es un tiempo ideal para acudir al Sacramento de la Reconciliación.

Otro aspecto importante es la actitud hacia los demás en este tiempo de preparación hacia la Navidad. Las obras de misericordia que estamos llamados a realizar como cristianos se hacen más imperiosas en este tiempo (sobre todo para quiénes pasan por momentos difíciles) y el compromiso por transmitir el verdadero sentido de la navidad a los demás (especialmente los que más alejados están de Dios).

En base a mercaba.org, aciprensa.com, Quincenario Entre todos y elaboración de icm.org

Los comentarios no están habilitados.