No comments yet

“No se trata sólo de migrantes”

El 29 de setiembre se celebrará la 105° Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado
Un voluntario de Caritas Atenas ayuda a refugiados/ Fuente: Sección Migrantes y Refugiados de la Santa Sede

“No se trata sólo de migrantes”, este es el tema elegido por el Papa Francisco para la 105° Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado, que se celebrará el próximo 29 de setiembre. Así lo dio a conocer, el pasado mes de febrero, la Sección de Migrantes del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral de la Santa Sede.

Con esta frase, el Santo Padre quiere poner el foco de atención sobre todas aquellas personas que habitan las periferias existenciales (migrantes, refugiados, desplazados y víctimas de trata de personas).

En una homilía, pronunciada el pasado 15 de febrero, el Papa Francisco llamó a no tener miedo a los migrantes, porque ellos son un reflejo del Señor: “Es Él (Jesús), aunque nuestros ojos tengan dificultad para reconocerlo: con ropas rotas, pies sucios, rostros deformados, cuerpos adoloridos, incapaces de hablar nuestro idioma…”.

Material para la reflexión

Como preparación para esta jornada, la Sección de Migrantes y Refugiados anunció en su página web que “lanzará una campaña de comunicación, ofreciendo reflexiones mensuales, información y materiales multimedia”. Se pueden encontrar algunos de estos documentos aquí.

Además se informó desde la Oficina de Prensa de la Santa Sede que “a petición de varias Conferencias Episcopales, el Santo Padre transfirió la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado al último domingo de septiembre” y que el Mensaje del Pontífice para esta Jornada se dará a conocer unos meses antes de la celebración.

Historia de la Jornada

El Día Mundial del Migrante y Refugiado nació en Italia el 6 de diciembre de 1914, al comienzo del pontificado de Benedicto XV, en el marco de la Primera Guerra Mundial. San Juan Pablo II lo amplió en 2004 a toda la Iglesia, fijándolo el primer domingo después de la Epifanía y, finalmente, el primer domingo después del Bautismo de Cristo. Finalmente, el Papa Francisco optó por llevarlo al último domingo de setiembre.

Escribir comentario