No comments yet

Con los brazos abiertos se llevó los $50.000

La Asociación Civil ganó el Fondo San Felipe y Santiago
El diác. Miguel Zinola recibe el cheque /A. González

 

Con lágrimas en los ojos, el diácono Miguel Zinola recibió el cheque por $50.000 que se sorteó el sábado 6 en la fiesta de los patronos San Felipe y Santiago. La Asociación Civil con los Brazos Abiertos ganó el Fondo San Felipe y Santiago y lo destinará al cuidado de los ancianos y enfermos.

Fueron 14 las instituciones que participaron en el sorteo del fondo, que se constituyó con el aporte de católicos y no católicos y que busca impulsar obras solidarias de evangelización. Entre los movimientos, grupos y obras admitidas, se realizó un sorteo ante escribana pública y ganó la Asociación Civil dirigida por el diácono.

La Asoc. Civil Con los Brazos Abiertos recibe el Fondo San Felipe y Santiago /A. González

“Tenemos muchos agujeritos que tapar, comenzando por la claraboya. Se han roto los vidrios en los últimos temporales y es inhóspito estar con los queridos viejitos allí”, dijo Zinola. Esta es la primera vez que la Asociación, que tiene 25 años de trayectoria, recibe algún tipo de ayuda económica: “Esto es un regalo de Dios, de ustedes, y de San Felipe y Santiago”, dijo el promotor. Luego en su página de facebook calificaron el premio como algo providencial.

En entrevista con ICM, el diácono explicó que la Asociación forma voluntarios para trabajar en defensa y promoción de los ancianos y enfermos abandonados. “En muchas comunidades hay hermanos que en un momento de su vida quedan solos. Queremos acompañar ese tiempo tan difícil para ellos, que sea de paz, alegría, serenidad”.

Con los Brazos abiertos se encarga de la gestión de dos centros diurnos para adultos mayores y tiene un consultorio médico. “Es todo muy precario (…). Las últimas tormentas nos rompieron tres veces las claraboyas. Tenemos un consultorio y necesitamos comprar medicamentos, pañales. Hay muchas cosas que son necesarias y no contamos con ningún ingreso aparte”, explicó el encargado.

No es sencillo calcular el alcance de esta obra. Unas 100 personas acuden al consultorio médico, pero hay otros tantos ancianos que participan en los centros diurnos o van a consultas en la policlínica. Y además están aquellos que participan en el curso de voluntariado en el cuidado de enfermos y ancianos, una iniciativa impulsada por esta misma institución.

Miembros de la Asociación Civil Con los Brazos Abiertos /A. González

Los comentarios no están habilitados.