No comments yet

El Liceo Jubilar cumple 15 años

Una obra emblemática de la Iglesia de Montevideo en su afán de dignificar a las personas
La comunidad educativa del Liceo Jubilar / Fuente: Liceo Jubilar

En 2017 el Liceo Jubilar “Juan Pablo II” cumple 15 años de vida. La institución ha crecido año tras año sumando nuevas actividades e iniciativas. Como primera institución de educación formal gratuita de gestión privada del país se transformó en referente. Son varias las instituciones que siguieron su modelo de gestión, total o parcialmente, y es mucho lo que se habla de su impacto en el sistema educativo nacional. ICM dialogó con el Director del Liceo Jubilar, el Padre Ricardo Villalba sobre el presente y el futuro de la institución.

El entusiasmo que moviliza

Algo que cualquier visitante del Liceo Jubilar puede certificar es el entusiasmo con que alumnos, equipo de trabajo y padres viven el día a día de la institución. El mismo Director apunta “como todos los años el liceo arrancó con muchas ganas.”. Agregó que “hace un año y medio vamos preparando jornadas institucionales y eso ha sido un insumo muy importante para todo el equipo. Son momentos preciosos para reflexionar sobre nuestras prácticas educativas. Nos ayuda para proyectarnos con mucha más determinación y solidez en el proyecto educativo que queremos.”

La celebración de los 15 años del Liceo Jubilar también ocupan un papel especial en el trabajo diario. “Tenemos pensadas algunas actividades para este año” informa el Padre Villalba, “por ejemplo, una cena gala el 10 de mayo en Jacksonville. Para participar, como una especie de entrada, hay a la venta bonos de colaboración”.

Otra de las fechas fundamentales es en octubre cuando se festeja el Día de la Familia del Jubilar.
“Todos los años los que forman o han formado parte del proyecto educativo se acercan para compartir este día; y en esta oportunidad queremos hacer algo distinto, con muchas más actividades y con sorpresas ante todo” puntualizó el sacerdote.

Los proyectos educativos

El Liceo Jubilar actualmente cuenta aproximadamente con 400 alumnos, que se reparten en tres proyectos educativos. El primero de ellos es el ciclo básico, que es el proyecto inicial de liceo, y cuenta con 200 alumnos que ingresan a las 8 de la mañana y hasta las 14 horas toman los cursos curriculares. Después, los adolescentes tienen talleres, deporte y apoyo académico: “a veces están hasta las 18 horas en el liceo” apunta el Padre Villalba.

Un segundo proyecto en marcha es el denominado EPA. El Director del Liceo Jubilar planteó que “cuando los chicos egresan de 3° les damos la posibilidad de que accedan a becas en liceos privados que tienen convenios con nosotros. Actualmente contamos con 80 lugares en colegios que nos brindan esta oportunidad y eso permite que al terminar su paso por el Jubilar los chicos puedan hacer el bachillerato en instituciones exigentes en su propuesta educativa”.

Otra particularidad del proyecto EPA es que los 80 chicos asumen el compromiso de concurrir al liceo privado en el turno matutino y a contra turno volver al Jubilar. El Padre Ricardo enfatiza que “aquí (en el Jubilar) fortalecen la parte académica, se fortalecen como grupo humano, se preparan como animadores y son después ellos los que nos acompañan en muchas actividades con los chicos del ciclo básico. Es una forma de generar responsabilidad y autonomía en el crecimiento que van haciendo”.

villalba-ricardo

Liceo para adultos

El tercer proyecto, que tiene una capacidad de 120 personas, es el liceo para adultos. Es un plan aprobado por Secundaria que brinda la educación básica a alumnos mayores de 21 años. El Director del Liceo Jubilar dijo que “cursando un año tienen la posibilidad de aprobar todo el ciclo básico”. Y añadió: “son cursos educativos que se dan, y se aprueban, a base de proyectos de diversas disciplinas, que se trabaja en grupos”.

Para Villalba esto “hace que para aquellos que abandonaron la educación formal por mucho tiempo el retorno se haga de una manera amena y accesible. Ante todo es subir ese escalón educativo, que a veces la gente cree que es imposible porque hace más de 10 años que dejó el liceo”.

Camino de encuentro

Para el Padre Ricardo Villalba todo esto “en definitiva genera que el círculo educativo que se vive en el Liceo Jubilar ayuda a dignificar a la persona. En los encuentro institucionales pudimos comprobar algo que nos define y nos da mucha convicción en lo que hacemos: que todo lo vemos como un camino con la comunidad del barrio”. En definitiva, “vamos haciendo un camino que antes que nada es de dignificación, de humanización, de toda la realidad de la persona y para mayor gloria de Dios”.

Comments are closed.