No comments yet

Educación en clave católica

Casi 70.000 niños, adolescentes y jóvenes son atendidos por instituciones asociadas a AUDEC

La Asociación Uruguaya de Educación Católica (AUDEC) nuclea a los centros educativos católicos de todo el país, tanto en la educación formal como en el ámbito de la educación no formal. ICM entrevistó al licenciado Rafael Ibarzabal, director nacional de AUDEC, para hablar de la actualidad y las actividades para 2017 de la asociación.

El trabajo de la asociación

Para Rafael Ibarzabal indicó que AUDEC tiene como principal objetivo “coordinar, servir y acompañar el trabajo de las instituciones católicas en la educación” . “También representarlas ante el Consejo de Salarios, representarlas ante las autoridades nacionales de la educación y en los distintos ámbitos de la sociedad civil donde son convocadas. Es decir, una serie de servicios, de representaciones, que nos permiten poder actuar ante la sociedad civil y el Estado como sujeto único: la educación católica” agregó.

El director de la asociación sostuvo que “intentamos defender el principio de libertad de enseñanza, de igualdad de oportunidades, el derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos”. Puntualizó que “se desarrollan también servicios formativos, quizá los eventos más importantes en este ámbito son los ProEducar (formación de docentes y directivos que se realizan dos veces en el año)”.

El protagonismo del centro educativo

Estamos en un momento en el que se habla de crisis educativa. Una pregunta que se impone es cuál el papel de la educación católica en este contexto y, sobre todo, qué particularidades tiene. Para Ibarzábal “otro de los objetivos de la asociación es también aportar, acompañar y servir al conjunto de la educación nacional. De hecho participamos en distintas instancias de trabajo con la ANEP y con el Ministerio de Educación”. Además recalcó que “aportamos también a la formación docente. Tratamos de ser un actor en la educación, no sólo hacia adentro sino aportando al sistema y al país en general”.

El director de AUDEC señaló que “por un lado hay un aporte desde lo que es el proyecto educativo y la educación misma como un proceso integral y también en la línea de nuevas metodologías, nuevos planteos educativos”. Sostuvo que “algo característico de la educación católica, en el ámbito formal, es el protagonismo del centro como sujeto de educación, como sujeto de un proyecto, como comunidad educativa con sus caminos de participación”.

Para Rafael Ibarzábal “el interior es una realidad que siempre nos desafía porque somos parte de un esquema nacional muy centralizado en Montevideo”. Matizó que “en cuanto a los centros educativos y las propuestas educativas no hay grandes diferencias entre capital e interior. Sí, quizá, que las familias que acceden a la educación católica en el interior, o en el propio extra radio de Montevideo, son de un nivel socio económico y socio cultural más vulnerable”.

audec-2

Hacia 2020

El pasado mes de diciembre se renovaron las autoridades de la asociación. Y desde la dirección nacional se realizó una planificación trienal 2017-2020, con cinco objetivos principales. El primero, según Ibarzábal “es integrar mejor el ámbito formal y no formal dentro de la asociación, y que mutuamente se resignifiquen”.

Para el director de AUDEC, un segundo objetivo es “generar una mayor presencia en el interior del país, que no todo se quede en Montevideo. Queremos hacer algunas reuniones de la dirección en el interior, poder trasladar algún servicio formativo, ir buscando por ese lado”. Otro objetivo es construir una red de trabajo, “ quisiéramos tener una plataforma virtual de educación católica, donde poder crear una caja de herramientas en gestión y que los docentes intercambien experiencias y proyectos”.

El cuarto objetivo es la presentación pública del proyecto “Educación católica: una propuesta con valor para una educación que se transforma”. Para el encargado de la asociación es una muestra “de cómo entendemos hoy la educación formal desde la educación católica. Esto incluye concepción curricular, proyecto educativo, relación con los alumnos y las familias”. El último objetivo, según Ibarzábal, es la publicación del censo de educación no formal, que se terminó de realizar en diciembre del año pasado.

La educación católica en números

157 instituciones en educación formal (inicial, primaria y secundaria)

73 colegios en Montevideo : 7 Centro y Cordón, 4 Aguada y Comercial, 6 Prado y Atahualpa, 10 Cerro, Casabó, La Teja, 9 Sayago y Colón, 5 Punta Carretas y Pocitos, 7 Carrasco y Punta Gorda, 8 Unión, 9 Ituzaingó, Casavalle, Maroñas, 8 Camino Maldonado, Punta Rieles, Belloni, Piedras Blancas

61.763 alumnos de los cuales 37.030 concurren a colegios de Montevideo, lo que representa el 59% de la matricula total, y 24.733 concurren a colegios ubicados en el interior del país, lo que representa el 41% restante.

109 obras de educación no formal (incluye CAIF, club de niños, hogar y centros juveniles
7505 población en convenio 6854; población sin convenio 806 (censo 2012)

La participación de la Educación Católica en el conjunto del sistema educativo llega al 10,4% a nivel de educación inicial, al 7,6% a nivel de Primaria y 7,4% a nivel de Secundaria.

Entre 2000 y 2015 cerraron 17 colegios católicos y fue en los lugares más pobres.

11.500 personas trabajan en colegios de AUDEC

Comments are closed.