No comments yet

Con el aporte de Todos

Iglesia de Todos hizo su rendición de cuentas anual
P. Pablo Coimbra, Card. Daniel Sturla, Ignacio de Posadas, Ignacio Estrada en el desayuno de Iglesia de Todos /A. González

La campaña Iglesia de Todos, lanzada en 2014, permitió a la Arquidiócesis superar el déficit en su presupuesto anual. Sirve, además, para solventar otras tantas iniciativas evangelizadoras.

Esta semana se desarrolló el tercer desayuno de Iglesia de Todos, donde se rindieron cuentas de lo recibido e invertido en el último año. Participaron algunos de los principales donantes de la campaña, en la que colaboran mensualmente cientos de personas mediante depósito bancario, débito mensual de la factura de ANTEL, tarjeta de crédito o depósitos en colectivos.

Según explicó el P. Pablo Coimbra, Ecónomo de la Arquidiócesis, Iglesia de Todos financia los gastos básicos que no llega a cubrir el Fondo Común Diocesano (FCD). Esa colecta, la más antigua de la Iglesia de Montevideo, se realiza tres veces por año y tiene como objetivo solventar los gastos del seminario, el hogar sacerdotal y las parroquias más carenciadas. Se hace en todas las iglesias de la Arquidiócesis y en 2016 alcanzó para cubrir el 57,16% de estos gastos.

La campaña lanzada en 2014, pues, sirve para solventar lo que no se cubre con el FCD y para financiar los programas evangelizadores creados en 2016: Proyecto Puertas Abiertas, Equipo de Primer Anuncio, Ministerio Musical, Departamento de Comunicación Social y el Instituto Arquidiocesano de Formación. En el encuentro se proyectó un video con un resumen de lo emprendido en cada uno de estos programas, así como en otras iniciativas que son apoyadas por la Arquidiócesis, como por ejemplo la revitalización de Iglesia Joven, el Liceo Jubilar o la Fiesta San Felipe y Santiago. Fundación Sophia ya suma 17 colegios en todo el país, el Club Católico ha resurgido y Navidad con Jesús ha dejado su huella, por citar otros planes impulsados por la Iglesia.

“Tenemos muchas ganas de hacer muchas cosas. Queremos evangelizar, que la gente conozca a Cristo”, planteó el Cardenal Daniel Sturla, que renovó su agradecimiento a los contribuyentes y les pidió seguir colaborando.

El aporte de todos permitió, asimismo, hacer más generosa la ayuda mensual que se da al clero: de los $1.500 mensuales que recibían los sacerdotes en 2014 se pasó a $5.000 mensuales en 2016.

Uno de los que intervino en la presentación fue Ignacio de Posadas, voluntario de Iglesia de Todos. Pidió a los presentes hacer un mayor esfuerzo, pues aún se solventa con ingresos extraordinarios parte de los gastos corrientes.

Desayuno de Iglesia de Todos /A. González

Comments are closed.