No comments yet

Card. Daniel Sturla: “Uruguay necesita de Cristo”

Misa en acción de gracias por la campaña Iglesia de Todos
Misa por la campaña Iglesia de Todos / Fuente: Federico Elgue

El 8 de noviembre se celebró una Eucaristía, en la Catedral de Montevideo, por la fiesta de la Virgen de los Treinta y Tres. Como sucediera el año pasado, la Misa también fue propicia para dar gracias por la campaña Iglesia de Todos. La celebración, presidida por el Cardenal Daniel Sturla, contó con la presencia de muchos de los bienhechores que año tras año permiten el sostenimientos de muchas obras de la Iglesia en Montevideo.

La Patrona del pueblo oriental

Durante la homilía, el Cardenal Daniel Sturla dijo, recordando el Evangelio, que “allá donde el Espíritu Santo está, donde la Virgen Santísima está, reboza de alegría el corazón creyente”. Después mencionó la importancia de la celebración de la fe porque también a nosotros nos pueden decir “dichoso o dichosa tú que has creído”. Es así como “en las dificultades y dolores sabemos que todo termina siendo para bien de los que amamos al Señor”, afirmó.

A continuación, el Arzobispo de Montevideo recordó que “allí donde está el origen de la vida está la Madre, allí también en el origen de las patrias y concretamente de esta patria uruguaya, oriental, ha estado la Virgen”. Argumentó que “desde el inicio, desde el descubrimiento, desde el nombre de Cabo Santa María y Nuestra Señora de la Candelaria. Pero después, y sobre todo en ello, ha estado en la fundación de tantos de nuestros pueblos y ciudades”.

Después, el prelado centró sus palabras en la pequeña imagen de la Virgen que surge “en un ambiente de origen misionero, labrada con manos indígenas en las misiones jesuíticas y que llegó a esa región cercana a Florida, donde tenían los jesuitas la estancia de Nuestra Señora de los Desamparados”.

El Cardenal Daniel Sturla reseñó el camino que llevó la imagen a Florida y contó que “la tradición creyente es que tanto el gobierno provisorio como los asambleístas de Florida ponen la bandera de los Treinta y Tres, Libertad o muerte, al pie de la Virgen y encomiendan esa patria naciente”. También mencionó que “muchos años después será el Gral. Manuel Oribe al volver de España, en 1856, sufre un naufragio y entonces hace un voto, una promesa… es quien regala la primera corona de oro, la que es habitual”. Y resaltó “Allí está la imagencita. ¡Y que bueno que el mismo pueblo sea el que le haya dado el nombre de Virgencita de los Treinta Tres!”

Más adelante recordó que en 1961 “el obispo de Florida, Humberto Tonna, pide la coronación pontificia de la imagen de la Virgen. Y al año siguiente es todo el episcopado, pero también el gobierno, que pide que sea declarada Patrona del Uruguay la Virgen de los Treinta y Tres”. Remarcó que en la coronación de la Virgen el 21 de noviembre de 1961 “estaba el Presidente del Consejo Nacional de Gobierno, que era Eduardo Víctor Haedo” entre otras autoridades del gobierno de la época.

_dsc1473

El trabajo de Iglesia de Todos

El Arzobispo de Montevideo quiso expresar su gratitud a quienes “participan de Iglesia de Todos, que sin dudas son muchos más de los que estamos hoy aquí en esta Catedral”, sostuvo. Dijo que ante el pedido que la Iglesia de Montevideo ha hecho se pudo comprobar “una respuesta de cientos, de miles, de católicos que colaborando y hacen posible la vida de la Iglesia”.

El Pastor de la Iglesia Católica enumeró los distintos del aporte de los colaboradores “el sustento de los seminaristas, de los sacerdotes, sobre todo aquellos que están en parroquias populares, del Hogar Sacerdotal”. Observó que estos esfuerzos hacen posible “la tarea evangelizadora de la Iglesia, que no solamente no se detiene sino que ha crecido y queremos que crezca más y más, para el bien del Uruguay”. Y añadió que “este país necesita de Cristo, es nuestra gente que necesita conocer el sentido de su propia vida”.

Siguiendo su alocución, el prelado aseguró que “Uruguay necesita de Cristo, necesita del Evangelio y en eso estamos”. Ejemplificó la tarea de la Iglesia en la campaña Navidad con Jesús, “por segundo año queremos que sea muy fuerte en todos los barrios de Montevideo y de todo el Uruguay. Celebrar a Jesús en la Navidad, no hacer una celebración en la que sólo comemos y hacemos regalos, sino donde el centro sea Jesús. Que celebremos a Aquel que da sentido a la fiesta”.

El Cardenal Daniel Sturla llamó a la reflexión cuando advirtió que “cortar de la vida nacional, de la vida de nuestro pueblo las fiestas de la tradición cristiana, ha sido un crimen, un atentado a la cultura de nuestro pueblo”. Y exclamó “¡Recuperémoslas! Navidad, San Felipe y Santiago, la Pascua, la Semana Santa, en eso estamos”.

Sobre el trabajo que propicia Iglesia de Todos, el Arzobispo dijo que permite “seguir rescatando colegios que están en situaciones difíciles, promoviendo que los templos estén abiertos, que estén dignos, que los sacerdotes puedan vivir dignamente, que haya presencia de Cristo en los barrios a través de distintas actividades apostólicas y evangelizadoras”.

Sobre el final, el Cardenal Daniel Sturla compartió la experiencia de Iglesia Joven de Montevideo con la Misión de la Esperanza. Contó que “el 2 de noviembre, el día de los fieles difuntos, grupos de jóvenes estuvieron presentes en los cementerios de Montevideo, el del Norte, Central, Buceo, La Teja, Cerro”. “¿Y qué estaban haciendo? Evangelizando. Acompañaban a la gente que así lo quería, rezaban con ellos, ayudaban a dar esperanza. Yo estuve un rato y fue una experiencia realmente hermosísima” añadió.

En el final de la homilía dio “Gracias a Dios, nuestro Señor, y a la Santísima Virgen. Gracias, en nombre mío como Pastor de la Iglesia para todos aquellos que colaboran en esta campaña Iglesia de Todos, que nos ha permitido hacer tanto bien”. Antes de la bendición final se proyectaron, en varias pantallas dentro de la Catedral, dos videos cortos sobre el trabajo y los objetivos de la campaña Iglesia de Todos.

_dsc1550

Escribir comentario