2

Bodas de granito en el Prado

La Parroquia de los Carmelitas celebra 90 años de vida en comunidad en Montevideo
En la actualidad la vida de la parroquia es bastante movida y hay actividades para todas las edades. F. GUTIÉRREZ

Su verdadero nombre es “Virgen del Carmen y Santa Teresita”, por estar consagrada a su culto, aunque la mayoría la conocen como parroquia “Carmelitas” del barrio Prado de Montevideo. De estilo neogótico, fue construida entre 1929 y 1954 por pedido e iniciativa de los Padres Carmelitas Descalzos. Esta obra arquitectónica, que este año cumple 90 años, fue diseñada por los arquitectos Román Berro y Américo Bonaba y la construcción fue responsabilidad de Albertico Ísola y Guillermo Armas.

Arribo al Uruguay y construcción del templo

Los carmelitas, vicariato provincial que conforman los países de Bolivia, Paraguay y Uruguay, llegaron al Uruguay en 1910, cuando el P. Constancio del Sagrado Corazón de Jesús llegó al país. En 1914, recorriendo el barrio del Prado, el P. Constancio decidió que ese era el sitio ideal para la construcción de una casa para la comunidad, y ese edificio actualmente se encuentra junto al templo “Virgen del Carmen y Santa Teresita”, donde viven los sacerdotes.

En 1929 se decidió construir el templo de estilo neogótico. El P. Constancio venía de Europa y le llamó la atención la zona del Prado, muy europeizada en la época, y optó por ese estilo arquitectónico tan propio del Viejo Continente.

“Comparando con las catedrales europeas, esta es una versión diminuta… pero lo bueno fue que se construyó con el apoyo de los vecinos. Los sacerdotes no tenían ni un peso cuando empezaron y todo se hizo a pulmón. El templo se debe a la colaboración de la gente del barrio”, cuenta el P. Iván Núñez, vicario parroquial.

La construcción llevó 25 años: la primera piedra fue colocada en 1929 y la primera Misa se celebró en otoño de 1937, pero las obras finalizaron recién en 1954. Fue erigida como parroquia “Virgen del Carmen y Santa Teresita” el 8 de diciembre de 1962.

De estructura de hormigón y con vitrales traídos de Alemania y de Argentina, este templo posee una planta de tres naves que sigue las directrices de las catedrales góticas, con una nave central de mayor altura y dos laterales, más bajas e iguales entre sí. La altura de la nave central es de unos 22,5 metros, los laterales se elevan hasta 17,5 metros de altura y la planta posee una extensión de 40 metros de largo, poco más del doble de su altura.

img_1651

F. GUTIÉRREZ

En medio del Prado

En 1996 los frailes tomaron la decisión de abrir un noviciado en el departamento de Florida, por lo que se reorganizaron los sacerdotes a disposición y se hizo un comodato por el cual se cedió la parroquia al Clero hasta el año 2008.

En la actualidad, la vida de la parroquia es bastante movida y hay propuestas para todas las edades, llevadas a cabo por el P. Teófilo Mano (párroco) y el P. Iván Núñez (vicario parroquial). Los sábados por la mañana hay catequesis de niños y los miércoles de tarde hay una para confirmación. A su vez, hay formación para adultos que no han recibido los sacramentos, catequesis para novios, grupo de animación litúrgica, un grupo de reflexión bíblica y se realizan visitas a residencias de adultos mayores de la zona.

Según datos proporcionados por la parroquia, en 2018 hubo 249 bautismos: 103 de bebés menores a un año, 23 de niños de uno a siete años, y 23 de mayores de siete años. Las misas se celebran de martes a sábados a las 18:30 horas y los domingos a las 11 y a las 19:30 horas.

Por otro lado, la parroquia acompaña la actividad del Movimiento Luceros con la celebración de las Misas, el acompañamiento espiritual y las confesiones de los participantes que así lo deseen. Este movimiento surgió en el año 2009 luego de que un grupo de jóvenes regresara de un viaje a Salta (Argentina) motivado por hacer una obra concreta en su ciudad. Comenzaron a reunirse en la casa de uno de los integrantes del equipo para rezar el Rosario y salir a visitar personas en situación de calle para acercarles algo de comer, ropa de abrigo y un rato de charla junto a la Palabra de Jesús. Luceros comenzó a crecer en voluntarios y en el año 2010 empezó a funcionar en la parroquia de los Carmelitas. En la actualidad el Movimiento cuenta con dos sedes en Montevideo: en esa parroquia del prado y en la de Stella Maris, desde 2017, en el barrio Carrasco. Unos 200 voluntarios integran el Movimiento Luceros, 300 “Padrinos chefs” cocinan 70 tartas por semana y cinco ollas de guiso se reparten semanalmente.

F. GUTIÉRREZ

F. GUTIÉRREZ

De las más buscadas por los novios

La de Carmelitas es una de las parroquias más buscada por los novios para celebrar su boda en todo Montevideo. Sin embargo, dice el P. Iván, “coincidimos con la diócesis en que el número de casamientos ha bajado en el último tiempo en todas las iglesias de Montevideo. Hay una zafra de bodas que va desde enero a abril y luego de octubre a diciembre”.

En el año 2018 se celebraron 53 bodas en ese templo y el máximo de casamientos que se celebró en un fin de semana fue de tres. El costo de una boda en Carmelitas es de $ 15.000 por pareja. El P. Iván cuenta que han tenido experiencia de parejas que han pedido para casarse allí con más de un año de anticipación.

A la luz del día

Los vitrales del templo fueron encargados y traídos especialmente desde Alemania (los que se ubican en el ala norte) y Argentina. En el plan original todos serían traídos del país europeo, pero la Segunda Guerra Mundial obligó a cambiar de planes. Están ubicados a ambos lados de la planta principal y permiten que el lugar cuente con iluminación totalmente natural durante las horas del día. Los primeros vitrales datan de los primeros años de la construcción del templo. En el lateral derecho, área del coro, se observa un rosetón de la pasión, obra de un uruguayo.

img_1602

F. GUTIÉRREZ

Custodios fundadores

Junto al sagrario se encuentran las imágenes de santa Teresita de Jesús (1515-1582), fundadora de la Orden de Carmelitas Descalzos, y San Juan de la Cruz (1542-1591), cofundador de esta Orden y reformador de la Orden de Nuestra Señora del Monte Carmelo. Ambas tallas fueron traídas de Barcelona y, entre ellas, hay un Cristo crucificado que fue donado por Juan Zorrilla de San Martín. Santa Teresa de Jesús fue incluida entre las santas por Gregorio XV en 1622. San Juan de la Cruz fue canonizado por Benedicto XIII en 1726 y en 1926 Pío XI lo proclamó Doctor de la Iglesia Universal.

img_1507

F. GUTIÉRREZ

Estilo neogótico

El templo muestra un marcado estilo arquitectónico neogótico, del siglo XIX europeo. Esto se aprecia tanto en su estructura y arquitectura (con los característicos arcos ojivales, arbotantes y contrafuertes), como en los elementos religiosos y en los ornamentos de decoración. Por ejemplo, cuenta con dos confesionarios de madera de la década de 1950 que pretenden, de alguna manera, mantener el estilo del templo. El púlpito, también de madera, impacta a los visitantes por su trabajo de carpintería y detalles ornamentales de estilo neogótico.

img_1634

F. GUTIÉRREZ

Virgen del Carmen

Las órdenes carmelitas veneran especialmente a la Virgen del Carmen, también denominada Santa María del Monte Carmelo, por el lugar en Israel donde se reconoce que se apareció. En la parte superior del templo del Prado se encuentra esta imagen, la de la Virgen sosteniendo al Niño en brazos, ofreciendo el escapulario. La escultura es de cartón madera y mide dos metros de alto. Fue encargada por los carmelitas a un taller catalán para la primera etapa de construcción del templo. Fue restaurada en 1998, cuando se pudo recuperar el brillo del dorado a la hoja que la recubría.

img_1593

F. GUTIÉRREZ

Comentarios(2)

  1. Alicia Moreira says

    Hermosa Parroquia en la que se respira un aire celestial que nos desborda el corazón de amor y fé. Allí me casé en el año 1978 con mi amado Miguel, tomó la comunión nuestra hija Jimena y bautizamos a nuestro hijo Ignacio. Todas estas bendiciones con el Padre Pedro ♥️

  2. Nieves says

    La Iglesia es de un estilo y construcción, encomiables. Erigida en un entorno al que embellece aún más. Sus santos patronos son muy conocidos y queridos. Los primeros monges han dejado un legado espiritual que eleva a la contemplación. Es estupenda la labor evangelizadora que allí se realiza. Que Nuestra Señora y Santa Teresita, nos conduzcan por caminos rectos de fe y oración. Rogamos por todos los uruguayos que encomendamos en estos momentos tan difíciles que atravesamos, anhelando el triunfo del Corazón virginal de María.

Escribir comentario